Crea efectos pintando tus paredes

Publicado el por
|
Haz un comentario

Si estás buscando darle más color a tus espacios interiores, pintar las paredes en dos colores puede ser la solución perfecta. Dos tonos diferentes en las paredes pueden darle un cambio radical a tu habitación imprimiéndole elegancia o alterando el aspecto dimensional de tu espacio.

Ya sea que comiences desde cero cambiando por completo los colores de todas tus paredes o añadiendo un nuevo color al actual, te darás cuenta que esta técnica es simple y que le estarás agregando un toque especial a la habitación.

Mitad y mitad

Divide la pared en 2 partes iguales y pinta cada una en diferente color. Los muebles dentro de la habitación, las telas y la decoración son ideales para inspirarnos en el color a elegir para nuestras paredes.

Crea una combinación armoniosa mediante la coordinación de tonos de la misma gama de colores.


Esta idea para una habitación juvenil ha sido pintada en color azul. La variedad de tonos azules y el rojo vibrante permite que el ambiente sea monótono pero atractivo.

Añadir un segundo color sobre el ya existente te ayudará a que fácilmente puedas pasar de una habitación infantil a una más juvenil. Ambos tonos, profundos y neutrales, son una excelente opción para crear un ambiente un poco más sofisticado.

Toque de clase

Dale a tu habitación un ambiente más formal agregando molduras en su diseño, colócalas en la línea divisoria de color, esto le dará un aspecto más elegante. Repite la división de pared para pintar de diferentes colores y agrega las molduras para completar el look.


Los colores profundos y los neutrales funcionan mejor para proporcionarte un ambiente formal. Para un ambiente más confortable, selecciona un color con un tono cálido. Los colores verdes y blancos cálidos de este comedor crean un ambiente relajante y acogedor.

Techos altos

La técnica de la pared en dos tonos se utiliza con mayor frecuencia como un método para que las habitaciones con techos altos parezcan más pequeños o proporcionales. Al llevar el color del techo hacia la pared, estarás ampliando su apariencia, lo que acorta la altura perceptible de la pared.


Los muebles bajos no suelen ser muy adecuados para habitaciones con techos altos. Para remediar esta sensación desproporcional, se ha pintado las tres cuartas partes inferiores en un tono púrpura profundo. El resultado es un espacio que tiene una sensación más íntima.

Rayas atrevidas

Utilizar dos tonos en las paredes también puede ser una gran manera de añadir un toque de color a tu decoración. Elige un color brillante o profundo que combine con el color de fondo de la pared y con la decoración de la habitación. Pinta una sola raya horizontal, o de diferentes grosores en tu pared.

Si tus muebles son blancos, utiliza colores brillantes. La capacidad del color blanco para coordinar con prácticamente todo, hace que las combinaciones posibles sean ilimitadas.


Las paredes en color rosa con la banda frambuesa oscuro combinado con accesorios amarillos brillantes, dan interés y suavidad a los muebles blancos y modernos.

La técnica de utilizar dos tonos en la pared da facilidad para introducir más color en tus espacios y alterar la sensación de espacio en tus habitaciones. Sin importar el diseño y color de tus interiores, esta simple técnica le dará estilo y color a tu hogar.

En The Home Depot podrás encontrar una amplia variedad de pinturas y colores para realizar este y muchos proyectos más para tu hogar. Nuestros asociados con gusto te ayudarán a elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Para más ideas sobre cómo pintar tus habitaciones visita http://pinterest.com/thehomedepotmx/

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments